La impotencia de la Organización Mundial del Comercio

La impotencia de la Organización Mundial del Comercio

Fuente: Periódico Hoy.

En 1930 fue convertida en ley una iniciativa del senador estadounidense Reed Smoot y el representante Willis C. Hawley que buscaba proteger la economía de los Estados Unidos y sacar el país de la crisis que se había iniciado en 1929. Conocida como Tarifa Smoot-Hawley, esta iniciativa elevó los aranceles a más de 20,000 productos importados, buscando ayudar la agricultura de Estados Unidos contra la competencia extranjera.

La reacción del resto del mundo contra dicha iniciativa no se hizo esperar. Inglaterra, Francia y Canadá establecieron aumento de aranceles contra los productos norteamericanos, contribuyendo a agravar la crisis económica. El comercio mundial cayó entre un 50% y un 66%; en 1938 el valor del comercio mundial era menos de la mitad del nivel alcanzado en 1929.

Muchos afirman que las medidas proteccionistas que se adoptaron en esos años contribuyeron al estallido de la Segunda Guerra Mundial.

Aprendida la lección, después de la guerra, en 1947, se creó el Sistema General sobre Comercio y Aranceles, conocido como el GATT, por su sigla en inglés. El GATT no era una institución sino un foro de reunión que le permitió a los países establecer rondas de negociaciones y acuerdos periódicos para reducir aranceles a nivel global y bilateral sobre determinados productos. Esto contribuyó al incremento del comercio durante los años 50 y 60 del siglo pasado.

En los años 80, Estados Unidos promovió intensivamente la liberalización del comercio internacional. Sobre esta base, y vista la experiencia de las diferentes rondas de reuniones del GATT, 75 países y la Comunidad Europea constituyeron el 1 de enero de 1995 la Organización Mundial del Comercio (OMC) con el propósito de reducir o eliminar los aranceles que frenaban el comercio. La OMC estableció un mecanismo de solución de diferencias para estimular la búsqueda de soluciones amistosas entre los países. Hoy la OMC cuenta con 164 miembros que representan el 98% del comercio mundial.

Las políticas favorables al comercio promovidas por la OMC, y nuevas innovaciones tecnológicas, redujeron los costos del comercio a nivel de las fronteras, y el comercio internacional pasó de representar el 42.8% del PIB en 1996, a más del 63.4% del PIB en 2008. A partir de 2008, el comercio internacional se enfrió, reduciéndose en2017 en casi 6 puntos porcentuales del PIB, con relación al valor alcanzado en 2008.

En este contexto de debilitamiento del comercio internacional, y olvidando la experiencia de los años 30, el gobierno de Estados Unidos le ha declarado la guerra comercial a China, elevando los aranceles a productos procedentes de ese país, y amenazando con hacer lo mismo con la Unión Europea, México, Canadá y otros países. China no se ha quedado de brazos cruzados y ha respondido. Estamos viviendo una etapa difícil para el libre comercio, y lo preocupante es que todo esto está ocurriendo frente a la impotencia de la OMC.

Leave a Reply

Your email address will not be published.